La importancia de la actividad física

Al menos más de la mitad de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener mejores beneficios para la salud. Esto se debe en parte a la escasa participación en la actividad física durante el tiempo libre  y a un aumento de los comportamientos sedentarios durante el tiempo de trabajo y las tareas domésticas. A su vez, esto es causa también del aumento del uso de los medios de transporte que son otros causantes de la insuficiencia de la actividad física.

Cada vez se realizan más  estudios que demuestran la importancia  de reducir el sedentarismo y realizar actividad física , debido a que estos son factores que tienen una gran  influencia  en la mejora de la salud y la calidad de vida, incluyendo a esto último  la  prevención de las enfermedades crónicas.

Debido a que la conducta sedentaria es propia de la manera de vivir, consumir y trabajar en las sociedades avanzadas, es importante tomar conciencia de realizar actividad con regularidad casi todos los días de la semana para obtener beneficios y reducir efectos sobre  enfermedades tales como:

  • Mejorar la evolución de diabetes (ayudando a controlar los niveles de azúcar en los que ya son diabéticos).
  • Favorece a la Hipertensión, hipercolesterolemia u obesidad.

Mejora la función cognitiva

  • Contribuye a la sociabilidad y aumenta la autonomía y la integración social, especialmente en personas con discapacidad.
  • Fortalece los músculos mejorando la capacidad funcional y disminuyendo el riesgo de sufrir caídas.
  • Renueva el bienestar mental, reduce los síntomas de ansiedad y estrés, mejora el sueño y reduce el riesgo de depresión. Además aumenta la percepción de bienestar y satisfacción con el propio cuerpo.

En la infancia

La realización de actividad física en la infancia hará que los niños y niñas se sientan competentes en sus habilidades físicas y, seguramente, hará que sean más activos durante la edad adulta.

Ser activo físicamente durante la infancia y adolescencia no sólo es importante para la salud de ese periodo vital, y para mantener una buena salud durante todo el curso de la vida. La actividad física que se  realizada diariamente desde edades tempranas, promueve la salud y una adecuada forma física en la población infantil y adolescente, aportando beneficios físicos y bienestar emocional, a corto y largo plazo.